Logotipo del blog

Cómo construir y compartir una nave industrial

Por Graciela Ramírez
8 noviembre, 2017 | Noticias de Arquitectura
ARQUITECTURA INDUSTRIAL > Cómo construir y compartir una nave industrial

Si alguna vez te has preguntado cómo construir y compartir una nave industrial, para qué se usa y si es buena idea compartirla, estás en el lugar correcto.

Aplicaciones para compartir una nave industrial

Al pensar en una nave industrial, la mayoría de las personas visualizará una fábrica o bodega. Lo anterior se debe a que el movimiento que dio origen a la conceptualización, creación, diseño y posterior construcción de una nave industrial fue la Revolución Industrial, movimiento gestado en Gran Bretaña que llegó a modificar para siempre la manera en la que los seres humanos trabajaban.

Durante ese periodo se incorporaron técnicas y tecnologías que dejaron atrás la producción artesanal para abrirle paso a la producción en serie y, posteriormente, también a la de gran escala.

Las características de los trabajos cambiaron y con ellas se tuvieron que modificar los espacios. Fue así como se comenzaron a construir lugares de grandes claros que debían ser capaces de albergar maquinaria, productos y obreros. De aquí proviene la relación que se hace entre fábrica o bodega y nave industrial.

Compartir una nave industrial

Ahora bien, desde sus orígenes ya era común compartir una nave industrial: los espacios se usaban para fabricar productos, pero también como vivienda de los obreros.

Hoy día no es raro encontrar uno de estos espacios albergando maquinaria de producción y oficinas o foros para grabaciones en cine. Compartir una nave industrial tiene beneficios muy interesantes:

  • Ahorro de dinero
  • Optimización de espacio
  • Mayor control operacional

En relación con la construcción, vale la pena destacar que desde su invención -aunque ha sufrido sus ajustes, especialmente con la mejora de los materiales que se usan-, no ha cambiado mucho en cuanto a su objetivo: albergar en un espacio amplio y seguro la realización de diversas actividades relacionadas con el sector industrial.

Con base en dicho objetivo se puede establecer que sin importar quién la construya o para qué se vaya a utilizar, los pasos a seguir son iguales. Las diferencias están en el diseño del proyecto, la manera de implementarlo, las características de los materiales y sus calidades.

Construcción de una nave industrial

Una vez aclarado lo anterior, aquí te va cómo construir una nave industrial:

  1. Acondicionar el terreno: necesitarás realizar un análisis de las condiciones del mismo
  2. Cimentar: cuidar que la mezcla y las zapatas ofrezcan una gran solidez ya que recibirán todo el peso de la estructura
  3. Construir la estructura: generalmente se hace con vigas de acero
  4. Ensamblar las paredes: a este proceso se le conoce como “cerramientos” e incluye el armado o ensamblaje de las cubiertas
  5. Urbanización: se recomienda comenzar esta etapa de forma paralela a los trabajos de estructura

Terminada la construcción, considera seriamente compartir una nave industrial para aprovechar mejor tu inversión.

Conoce cómo se calcula el costo para construir una nave industrial, como en obras desarrolladas por la empresa de Abraham Cababie Daniel.

ARTÍCULOS RELACIONADOS