Logotipo del blog

Abraham Cababie Daniel: El proceso de construcción de naves industriales

Por Graciela Ramírez
6 junio, 2018 | Noticias de Arquitectura
ARQUITECTURA INDUSTRIAL > Abraham Cababie Daniel: El proceso de construcción de naves industriales

La construcción de naves industriales suele resultar un proceso sencillo y bastante rápido, aquí detallamos los pasos a seguir.

Las naves industriales son recintos diseñados para contener el almacenaje y la producción de los materiales que va a utilizar una empresa. Parte del proceso consiste en facilitar y agilizar la distribución de entrada y salida de los camiones y la maquinaria en la construcción.

En primer lugar, se debe tomar en cuenta que el proceso de construcción de naves industriales variará dependiendo del tipo de actividad a la que será destinada, ya que se debe seguir la legislación correspondiente. La cadena de producción será el tamaño de la dimensión de la nave.

De acuerdo con Abraham Cababie existen diferentes tipos de naves según los materiales que se usarán para su construcción. Entre las más comunes está el hormigón prefabricado, las cuales no son naves muy altas, pero se construyen de una manera muy fácil.

Otra es el hormigón “in situ” cuya construcción es la más barata, aunque limitada en la iluminación. Las estructuras de acero permiten mejor iluminación y se pueden construir rápidamente. También existe la combinación de hormigón y acero, que ayuda a ahorrar el costo de producción en la construcción.

En cuanto al proceso en sí, primero se comienza por acondicionar el terreno con el desbroce solar para posteriormente seguir con la cimentación. Después se construye una base sólida que cargará con toda la estructura de la cimentación. Ésta está hecha a base de hormigón o acero y hormigón, lo cual nos dará una base fuerte.

Luego se colocan las vigas de acero y se crean paredes para hacer el cerramiento, éstas pueden estar hechas de hormigón y se dejan espacios para las ventanas y las entradas y salidas de los camiones. Generalmente se utilizan también paneles traslúcidos con el fin de tener iluminación natural en el interior de la construcción.

Por último, las cubiertas pueden estar hechas con materiales metálicos, o cubiertas tipo “deck” que posteriormente se impermeabilizan y aíslan. El tamaño de la cubierta y su dimensión dependerá de las necesidades de cada nave industrial.

Como podemos ver, el proceso de construcción de una nave industrial suele ser bastante sencillo y rápido. Se necesita poca mano de obra y al ser materiales prefabricados los costos suelen ser bajos.

También te puede interesar:

Abraham Cababie: GICSA, un ejemplo de desarrollo inmobiliario en México.

Elías Cababie: GICSA estrenará 4 centros comerciales en 2018: EXPANSIÓN.

ARTÍCULOS RELACIONADOS