Logotipo del blog

Beneficios de un centro comercial para el desarrollo social

Por Graciela Ramírez
13 abril, 2018 | Noticias de Arquitectura
ARQUITECTURA INDUSTRIAL > Beneficios de un centro comercial para el desarrollo social

Mencionamos algunos beneficios de un centro comercial a la zona en donde se ubica, importantes para desarrolladores como Abraham Cababie Daniel.

En primer lugar, y quizás se trate de uno de los beneficios de un centro comercial más obvios, es la cantidad de empleos que un centro comercial genera. Estos se pueden dividir entre empleos directos y empleos indirectos: los directos son aquellos empleos más “permanentes” que una vez que el centro comercial queda establecido, se contratan personas para distintos roles dentro del área del retail en cada local.

En cuanto a los empleos indirectos, se puede mencionar a todos aquellos que juegan un papel a la hora de la construcción del mall, como los proveedores externos, y estos pueden ser los ingenieros, arquitectos, obreros, notarios etc. De esta manera, los centros comerciales fomentan el empleo para la gente en las comunidades en donde son edificados.

Por otro lado, uno de los beneficios de un centro comercial , así como de obras con fines industriales, es que promueven y mejoran la competitividad del comercio urbano.

A veces, se tiene la idea errónea de que las grandes tiendas departamentales son una amenaza para el comercio local, por el contrario, además de contar con una competencia que los impulse a ser mejores, el flujo de gente que atraen las grandes tiendas departamentales a un centro comercial apoyará invariablemente a los pequeños comercios, que de otra manera, no tendrían la misma visibilidad.

Así, la gente que en un principio vaya a la tienda departamental, posteriormente pasará por las pequeñas tiendas y se interesará poco a poco en su oferta.

Además, otro de beneficios de un centro comercial es el crear un sentimiento de comunidad y refuerzan la identidad de la zona o la ciudad en donde fueron edificados.

Los malls son espacios que permiten a los usuarios no únicamente cumplir su primer propósito, que es el de ofrecer los mejores comercios para comprar, si no crear y fomentar experiencias para pasar momentos memorables en un ambiente familiar y amigable.

Los beneficios de un centro comercial son ofrecer entretenimiento, experiencias multisensoriales, espacios que promuevan la creatividad y la interacción saludable entre sus visitantes: esta debe ser la diferencia entre un local urbano y un centro comercial completo.

El último de los beneficios de un centro comercial es que refuerzan los modelos de ciudad un poco más sostenible al promover el desplazamiento peatonal y un estilo de consumo que responde a nuestro modelo de ciudad; es decir, se trata de modelar un estilo de vida más saludable.

ARTÍCULOS RELACIONADOS